Recitales de poesía

No cabe duda de que Francisco Valladares poseía una voz extraordinaria y que sabía decir el verso como nadie, esto lo demostró a lo largo de su vida en los escenarios con sus interpretaciones de los clásicos, la última ocasión con el personaje de El Mundo en El Gran Teatro del Mundo de Calderón de la Barca.

Pero su dedicación a la poesía no se quedó ahí. Paco Valladares dio a lo largo de su vida innumerables recitales de poesía por toda suerte de escenarios, se podía decir que él hacía lo que Antonio Machado decía de Juan de Mairena: "Ponía los acentos de la emoción donde suponía los había puesto el poeta." O, expresado de forma clara y sencilla en una dedicatoria que le hizo el poeta Luis Rosales:" A Paco Valladares que lee bien porque entiende lo que lee." Pero la forma de leer de Paco es interpretación, aporta algo a la poesía, como el actor a la obra dramática y contribuye activamente a que la poesía llegue a todos, incluso a los que no han leído nunca poesía y así consigue que el público diga "¡qué bien está lo que este hombre lee!", utilizando de nuevo las palabras de Machado en Juan de Mairena.   

Pone en escena el espectáculo poético musical Con estos versos de la tierra mía dirigido por Ángel Fernández Montesinos junto a Agustín Maruri a la guitarra con el que realizó una gira de gran éxito por España y Latinoamérica.

En el Festival de Teatro Clásico de Almagro interviene junto a María José Alfonso en el espectáculo “Desvelos del Amor” idea original de Manuel Lago sobre textos de Lope de Vega.

Participa en “Los miércoles de la poesía” de Fina de Calderón, en diversos recitales del “Aula de Cultura del Correo” en Bilbao, llegando a recitar en euskera con gran éxito. Interviene en el homenaje a Miguel Hernández en Orihuela, el homenaje a Antonio Machado, el premio Nacional de Poesía, Festival Internacional de Poesía de Las Palmas, etc.

El 25 de enero de 2012 Paco dio su último recital en la Sinagoga del Tránsito de Toledo que tuvo lugar dentro los actos conmemorativos del XXV aniversario de la declaración de Toledo como Patrimonio de la Humanidad. Como era habitual en sus recitales fue un gran éxito, lleno total en un día frío de invierno, parte del público quedó fuera al llenarse el recinto. Como crónica del evento, reproducimos partes del artículo TOLEDO: ÚLTIMA REPRESENTACIÓN. AGOTADAS LAS LOCALIDADES de Elisa Romero Huidobro, publicado el 27 de marzo de 2012, Día Internacional del Teatro, en Canal Toledo: "La voz. Esa voz. La de Paco Valladares. Dulce, bronca, rotunda, arrasadora, contenida, violenta, dócil, bruja, zumbona y jubilosa; que se desmaya, se atreve, se enfurece; se muestra alegre, triste, humilde, fugitiva, enojada, valiente, recelosa; y es feroz y dura y arrogante; y es mansa y leve y apacible. Entrega el corazón en cada sílaba -adentro la mirada, como alas las manos-, dominando tonos y registros con la sabiduría del arte, el don y el magisterio. Quien la escuchó, lo sabe. El auditorio devoto reconoce, en la reverencia con la que atiende y en la ovación con que responde, las emociones recibidas durante hora y media de complicidades suscitadas por el decidor, por el juglar que provoca y se transforma en cada pieza. Porque para el actor cada poema es una función; un modelo exclusivo y exacto para armar.

No quiere el actor, el juglar, el decidor, Paco Valladares mismo, terminar el espectáculo en las veinticinco formas anunciadas. Las estira, las prolonga en un último poema (último, sí; aunque ninguno entonces lo sabíamos), homenaje personal a los judíos del mundo que sufrieron -que sufren aún- el Holocausto, adelantándose por propia iniciativa al Día Internacional de su Recordación y al azote constante del terrorismo implacable.(…)

Auschwitz, de León Felipe, suena a capella, sin otra música que la vibración de todos los violines y toda la poesía condensados en la única cuerda de Paco Valladares, sosteniendo el dolor y el amor en ese equilibrio del que sólo él es capaz:"

A raíz de esta actuación de Paco Valladares, el Museo Sefardí lanzó la actividad Decir Auschwitz (Elogio a la memoria de Paco Valladares) que se inauguró con un recital que Nati Mistral, actriz de raza, mujer extraordinaria y gran amiga, dio en la Sinagoga del Tránsito el 25 de enero de 2013 comenzando con el brindis torero de: «Va por ti, Paco Valladares»

Nota.- Las fotos correspondientes al recital en la Sinagoga del Tránsito de Toledo han sido realizadas por Rosa Mª Zaba